sábado, 7 de mayo de 2011

“The Office”…y el Sexo


Me ha pasado otras veces y seguro que nos ha pasado a todas, pero no deja de resultarme curioso cómo alguien a quien no conoces de nada te dedica una sonrisa y todo tu cuerpo se estremece….
De todos es sabido que en la oficina nacen todos los días relaciones ocultas, irresistibles, muchas veces prohibidas, otras veces interesadas. Pero lo cierto es que existen, y a mí me sedujo con sus juegos y fantasías.
Me gustan los retos y nunca huyo de ellos y esta vez no pude resistirme… se que lo primero es no llamar la atención, aun que la pasión no entiende de lugares, horarios ni reglas empresariales.





Aprovechaba cualquier momento para acercarse a mí, la fotocopiadora, la máquina del café, o cualquier excusa que se le ocurra. Siempre comenzaba hablando de cosas del trabajo, pero poco a poco, y disimulando… derivo la conversación hacia temas personales.
Pasadas unas semanas, la situación ya había llegado a un punto en que podíamos hablar de temas personales sin problemas, y hay comenzaron los ligeros contactos. Por ejemplo, tocarme el brazo mientras hablábamos.



Al poco se organizo una salida de todos los compañeros de la oficina (la típica cena de navidad). Aquí todo fue diferente ya no había un ambiente hermético y serio como el de la oficina. Busco la forma para quedarse a solas conmigo, comienzo hablándome de pequeñas cosas, y acabamos intimando. Hasta tal punto que me beso y yo le correspondí… de allí fuimos a un hotel donde no paramos de follar hasta que amaneció y los dos nos fuimos a nuestras respectivas casas.


Ahora cuando entra mi despacho… me descompongo, es tremendamente guapo y escandalosamente elegante, siempre con un traje impecable, una barba de pocos días y una sonrisa morbosa.
Tiemblo, me mojo, pienso en su boca y ya no puedo controlarme, me contengo para no lanzarme sobre él pero mi corazón se desboca, la ansiedad me domina, miro su sonrisa, me inunda su olor a hombre, me mojo con solo mirarle.
Siempre encontramos ese momento en el que ya casi no queda nadie y así en cualquier lado de mi despacho, de pie, en la silla, en la mesa, me devora y me dejo llevar, me levanta la faldita y me amasa el culo mientras… con su otra mano tira de mi tanga clavándomelo en medio del coño, siento su polla entre mis piernas, me la restriega, entra y sale rozando mi coño húmedo, mi lujuria se dispara cuando me susurra con esa voz dominante pero dulce…
-eres puro vicio

Su voz, su boca, sus besos, su lengua… que busca la mía, sus manos tocándome y sus dedos masturbándome… quiero gritar!!
-mmmm…
Pero no puedo hacerlo, nuestro deseo se hace evidente, esto me provoca un morbo infinito.
Sin más me arranca el tanga y me clava su polla, lo quiero lento, quiero saborearlo, su dientes mordiendo mi nuca, su polla taladrándome sin piedad al mismo tiempo y no puedo evitar un orgasmo, el suyo, cierro los ojos, mi piel se eriza, me corro y se corre dentro de mí, siento su semen inundándome por dentro y desbordando, resbalando por mis muslos. Y todo pasa a la velocidad de la luz, fallándonos como locos.
Pero… se me hace siempre tan corto!!


MALEKIN

5 comentarios:

Amaltea Náyade dijo...

Uiss...excelente relato mi niña...excelente sensacion de no querer que se acabe nunca un momento asi..por ese motivo se nos hace tan cortito...

Un besazo mi niña...TQM

silencio dijo...

AINS !!!, COMO ME GUSTA VENIR Y LEER CUANTAS SENSACIONES EXPRESAS Y SUCUMBIR A LAS EMOCIONES QUE DISPENSAS CON UNA GRATITUD FANTASTICA. ME GUSTA MUCHO TU RELATO AMIGA. BESOS, CIELO, ERES UN ENCANTO. PACO.

malekin dijo...

gracias mi niña!!! son momentos k se nos hacen cortitos!! muakaa tk princesa

malekin dijo...

ufff mi poetaaa tu si k eres un sol te e dixo k te kiero amigo!! muakaaa graciasssssssssss!!

eva- escort madrid dijo...

La oficina da mucho morbo, sobre todo cuando hay compañeros simpáticos y como los ves y tratas todos los días, es lógico que al final fantasees con ellos y luego no hay más remedio que hacerlo realidad, pa no llegar a idealizar a nadie.

Publicar un comentario